sábado, 5 de julio de 2014

La libertad de cátedra y la falta de coordinación en los centros de secundaria

El lector que desee conocer de primera mano el grado de arbitrariedad y de descoordinación de los centros públicos de educación secundaria puede encontrar un ejemplo
aquí. Se trata de un pormenorizado y sosegado análisis de uno de los institutos de secundaria que obtienen mejores resultados en las pruebas de selectividad. En el texto se pueden ver las nefandas consecuencias de la falta de trabajo en  equipo del profesorado y de cómo la libertad de cátedra se ha convertido en una patente de corso que convierte al docente funcionario en una suerte de intocable. Si el uno por cien de los padres y madres de este país tuvieran el coraje de escribir de este modo, otro gallo nos cantaría en la educación.

                La réplica del director del centro es el típico ejemplo, estudiado hasta la saciedad entre quienes hemos investigado sobre la participación en consejos escolares, de cómo el profesorado deslegitima cualquier crítica. Pese a que el director empieza reconociendo la necesidad enfoques discrepantes, enseguida acusa al osado padre de pasar arbitrariamente de lo particular a lo general y todo ello en medio de una defensa numantina del profesorado de su centro.

1 comentario:

  1. Efectivamente. Pero no se cuenta que pasa en algunos de esos institutos que obtienen tan buena clasificación en los listados que se publican. Muchos de sus alumnos y alumnas se quedan en el camino y por eso solo llegan al final el alumnado más "aventajado", por decirlo de alguna manera. Así es más fácil naturalmente

    ResponderEliminar